Algunos tips de Guillermo Grimoldi para cuidar tu jardín de la forma más eficiente posible dependiendo dónde vivas, junto a una selección de cartas que envían sus lectores.


NORTE

La huerta renace

En estos días en que el frío va disminuyendo, podés plantar en la huerta o en macetas de más de 30cm de profundidad remolachas, rabanito, zanahoria, repollo, lechuga, batata y achicoria. Y en la próxima semana, con el cambio de Luna, será tiempo de sembrar pimientos, chauchas y berenjenas.

CENTRO

El reloj de la poda

Con la Luna en fase menguante hasta el martes, se ven favorecidas las cicatrizaciones vegetales. Si aún no podaste, todavía estás a tiempo de hacerlo en las plantas que se benefician con esta técnica… Si lo dejás para más adelante, podría ser perjudicial.

PATAGONIA

Mirá el pronóstico

Si el Servicio Meteorológico Nacional anuncia al menos cinco días sin heladas intensas, aprovechá para iniciar la poda de rosales y frutales de carozo y pepita. Hacelo en un día diáfano, sin nubosidad, y con herramientas filosas y limpias. Si se preveen días con heladas o nevadas, esperá un poquito más.

CARTAS DE LECTORES

Mónica y Rodolfo tienen una casita en Colonia Suiza (Mendoza), una zona fría y con muchas piedras. Allí plantaron dos Aguaribay, el más grande hace cuatro años y el otro hace tres. Pero no logran que el más chico genere hojas como para dar sombra. Es notoria la diferencia. Incluso el más chico tiene un tinte rojo en el tronco y en sus hojas. Le han puesto varias veces Tripe 15, pero no forma copa. Consultan qué pueden hacer.

Mónica y Rodolfo, probablemente sus árboles pertenezcan a especies idénticas pero con distinta historia; el más pequeño se ve que fue criado en condiciones diferentes y ahora está intentando adaptarse al nuevo hábitat. Sus hojas rojas son producto del frío extremo y seguirán así hasta que se adapte. No se preocupen: es un árbol muy rústico y lo logrará. En lo posible, no lo fertilicen: las hojas manifiestan salinidad en el suelo y seguramente sea por exceso de Triple 15. Además, verifiquen que la tanza de la bordeadora no golpee en la base del árbol. Solo apliquen agua y paciencia.

Alicia, de Gualeguaychú, Entre Ríos, adjunta fotos de una planta “Galán de noche” y cuenta que ha quedado muy deteriorada y débil después de un temporal de granizo grande. Me pide consejos para sacar adelante a su planta.

Alicia, lo primero que te sugiero es podarla lo más abajo posible, de manera de quitar todas las hojas afectadas, ya que por esas lastimaduras podrían ingresar patógenos que atenten contra la vida de la planta. Luego te recomiendo cambiar la tierra por otra más arenosa y con mucha materia orgánica. Con sustrato nuevo y hojas sanas se recuperará pronto.

Elina Cáceres pide ayuda para curar el pulgón y las cochinillas de sus plantas.

Elina, tanto pulgones como cochinillas son llevadas a las ramas y hojas por las hormigas que viven de sus exudados melosos. Eliminando la hormiga digamos que está la mitad de la batalla ganada. ¿Cómo lograrlo? Colocando resina de pino (se vende en viveros) en forma de collar alrededor del tronco, algo que impide que la hormiga suba al árbol. A los pulgones podés eliminarlos hirviendo 50g de Cuassia amara (la conseguís en herboristerías) durante 30 minutos en dos litros de agua. Si a esa agua con cuasia le agregas tres cucharadas soperas de rayadura de jabón blanco, podrás también controlar la cochinilla, rociando en cuatro oportunidades y cada siete días las hojas o los tallos afectados.

Mariana Castaños, de la localidad El Sauce (Guaymallén, Mendoza), tiene un jazmín del cabo recién plantado con tierra preparada con pinocha y sulfato de hierro, y riego por goteo que abre todos los días. Recibe medio día de sol y está lejos de muros. Sin embargo, la planta tiene pocas hojas y las de abajo muy amarillas. Solicita consejos para recuperarla.

Mariana, has hecho todo bien excepto una cosa, que es abrir todos los días el goteo. Este tipo de plantas requiere suelos con excelente drenaje y deben secarse entre un riego y otro, porque sino las raíces que están a 20cm de profundidad se pudren y la planta pierde las hojas inferiores por este exceso de riego. Si cambiás la frecuencia y regás solamente cuando el suelo esté seco, notarás la gran diferencia. El resto está perfecto.


En esta nota:

En casa Jardin



Comentarios