La cantante sigue instalada en la casa de su expareja y papá de Momo.


Jimena Barón armó las valijas y se mudó a Banfield, a la casa de su expareja y papá de su hijo Morrison, Daniel Osvaldo. Allí pasa la cuarentena y relata su día a día, en el que cada vez se adivinan más coqueteos entre la ¿ex? pareja.

Pero las cosas van subiendo de tono rápidamente: hace unos días Jimena recibió de regalo un “kit de reconciliación” que incluía varios juguetes sexuales. “Para Mabel y Roberto”, decía la bolsa, en referencia a los nombres que Barón y Osvaldo usan en broma.

El “kit de reconciliación” que le regalaron a Jmena (Instagram)

Si bien los dos bromearon sobre el kit y Jimena mostró uno a uno los juguetes, el gesto de La Cobra vino después, cuando publicó por primera vez una foto junto a su ex en Instagram.

Daniel Osvaldo y Jimena Barón, fotografiados por Momo (Instagram)

Retrato de los celos del fotógrafo (Morrison). Y de Roberto y yo, tentados de su desgano”, escribió Jimena, que siempre juega con la idea de ella y Osvaldo juntos, pero que sigue sin formalizar.

Momo y su papá paseando al perro casi-caniche (Instagram)

 Más de Jimena 

Jimena Barón.

Jimena Barón con el “casi caniche” (Foto: Instagram)

El topless de Jimena en la casa de Dani Osvaldo (Instagram)

Jimena Barón con los pantalones de Daniel Osvaldo (Foto: Instagram)

Jimena Barón

Jimena Barón y Momo en la casa de Daniel Osvaldo (Foto: Instagram)





Comentarios