La pandemia y el distanciamiento social obligó al mundo entero a reinventarse, ese es el caso de los actores que han tenido que cambiar los grandes escenarios por opciones digitales. Un ejemplo de ello es el reconocido comediante Coco Sily, quien fue uno de los pioneros en realizar teatro vía streaming mediante PlateaLive, la nueva plataforma lanzada por Plateanet que permite a los artistas seguir trabajando durante esta dificil situación.

Su obra "La súper cátedra en cuarentena" ha logrado conseguir una buena aceptación y comentarios por parte de la audiencia, quienes ven en ella una oportunidad de disfrutar de una noche de humor desde casa. Es por eso que agrega una tercera función, para tratar de cambiar la ansiedad y el estrés del momento por un rato de diversión y sonrisas en familia.

En diálogo con el equipo de Rumbos digital, el humorista habló sobre su próxima función, que será el sábado 27 de junio a las 22:00 horas, además también reflexionó sobre la cuarentena, su vida personal y el futuro que vendrá después de la pandemia.

Es la tercera presentación de la obra vía straming del cómico Coco sily (Foto: WE prensa y comunición)

- Todos sabemos que la risa es el mejor remedio para el estrés que se vive en estos momentos. Pero, ¿de dónde surgió la idea de llevar la situación actual al teatro de streaming?

La propuesta vino de PlateaNet, ellos me llamaron para ver si me interesaba hacer un streaming, yo desconocía esta nueva modalidad pero en el contexto de la pandemia y sabiendo que no íbamos a hacer teatro por mucho tiempo, estaba dispuesto a esta nueva experiencia. Pero no sabíamos si iba a funcionar porque yo fui el primero que hacía algo en este estilo, entonces no sabíamos si la gente iba a pagar o no la entrada. Pero funcionó, con todos estos requisitos, funcionó.

- El manejo de la tecnología fue un desafío en el paso del teatro al streaming. ¿Resulto difícil pasar de un formato a otro?

Yo soy un cincuentón y no soy mucho del tema de la tecnología pero por suerte tengo a mi hijo y toda la parte técnica la maneja él. Sasha es mi productor, maneja mis redes sociales y toda la parte técnica, además de la gente de PlateaNet. Yo solo me paro frente a la cámara y actúo.

El actor junto a su hijo Sasha. (Instagram/@cocosilyok)

- ¿Qué considera ha sido lo más difícil de cambiar los escenarios al streaming? ¿Se puede llegar o conectar con la gente por vía web de la misma manera que en el escenario?

Se pierde y se gana, es todo nuevo. yo pierdo porque no tengo la respuesta de la gente, yo trabajo mucho con el clímax de la sala, entonces hablar una hora y media frente a una camarita en un tono teatral es muy difícil. Por eso me tomó tres whisky antes de empezar, con eso salgo medio medio "alegrin" y la verdad es que al principio me daba mucho miedo. Empecé a imaginar en vez de un teatro a una familia en un living, comiendo una pizza, tomando algo y riendo, con esa imagen fui para adelante y por los comentarios que tengo, la gente estaba encantada.

- A futuro: ¿Considera qué este tipo de espectáculos quedarán como otra opción diferente al teatro o después de la pandemia desaparecerán?

Yo espero que no siga, yo estoy muy agradecido por el streaming porque ha sido un recurso para mi maravilloso, sorpresivo, pero si yo tengo que desear algo es volver al teatro.

- ¿Crees que seremos los mismos después de la cuarentena o este periodo cambiará algo en nosotros?

Yo no creo que haya un cambio colectivo, no creo que la humanidad vaya a ser mejor. Si creo que van a haber mejores personas que pudieron aprovechar esto que es tan horrible para aprender cosas nuevas, reencontrarse con ellos mismos, fortalecidos si sale bien de esto. Quizás mucha gente va a salir en ese sentido modificados pero no creo que sea algo colectivo.

Coco Sily cambió los escenarios del teatro por un pequeño set con una camarita. (Instagram/@cocosilyok)

- Se ha hablado mucho sobre la deconstrucción que sus presentaciones han vivido a causa del feminismo. ¿Cómo eso se ve reflejado en su vida personal?

Mi espectáculo no tuvo que sufrir una deconstrucción porque no tenía ningún componente machista, lo único que tenía era la palabra "macho". Pero la palabra, cuando yo estrené ese espectáculo hace 12 años, tenía otro contexto distinto al que tiene hoy. Pero si, yo sufrí una deconstrucción pero no a nivel artístico sino a nivel personal, porque tengo una hija militante ultra feminista y amigas feminista y porque tengo 55 años, a esta edad uno tiene una construcción patriarcal super fuerte. Pero por suerte, gracias a su ayuda, yo sufrí una hermosa deconstrucción.

Para concluir, el humorista habló sobre el amor en tiempos de cuarentena y la barrera que para él ha significado las relaciones digitales.

"No me manejo virtualmente en el amor, así que seguiré cuarenteneando solo con mis dos perros hasta que podamos volver a salir a la calle".