Sapos, pasto alto y nieve algunas recomendaciones de Guillermo Grimoldi para cuidar tus plantas.


NORTE:

Casa para sapito

Los sapos son grandes aliados del jardín, ya que consumen gran cantidad de insectos. Una buena idea es hacerles una casita con dos ladrillos en “V” para que pasen el invierno guarecidos del frío. Bien cuidados, estarán listos la primavera siguiente para salir de paseo y comer muchos insectos.

CENTRO:

Pasto alto, suelo cuidado

Si sembraste en tu jardín o frente pasto de invierno, procurá cortarlo alto, a no menos de 4 centímetros. Porque si lo cortás muy bajo, se pelará el suelo y escapará más fácilmente el calor de la tierra durante los días más gélidos del año.

PATAGONIA:

La nieve y las ramas

En las provincias sureñas, no conviene podar ahora los árboles de la vereda o el jardín. Por el momento, lo aconsejable es cortar solamente aquellas ramas largas de crecimiento horizontal que podrían acumular nieve y quebrarse por el peso. En lo posible, hacé un entresacado de ramas que permita que la nieve resbale y caiga.





Comentarios