La novela negra es un género que suele casar muy bien con la reflexión crítica de la sociedad. De hecho, es difícil pensar en grandes maestros del género policial que de, una manera u otra, no hayan sido fieros cronistas de los conflictos de su tiempo. Desde Dashiell Hammet y Raymond Chandler revelando la complicidad entre políticos, empresarios y policías en los Estados Unidos de los años 30, hasta Stieg Larsson poniendo el foco sobre el rol de los medios y la tecnología en el cada vez más complejo siglo XXI…

Causas urgentes

Paula Rodríguez, Sudamericana

Este género de novela negra es el que toma la periodista Paula Rodríguez en su primera obra, "Causas urgentes", en la que da vida a una trepidante trama policial en la que resuenan ecos de las desigualdades que reinan en los conurbanos nuestros y también de tragedias como las de la porteña estación ferroviaria de Once.

De un tremendo accidente ferroviario (que no es el de Once, pero podría serlo) sobrevive un sospechoso de homicidio, que logra escapar hacia los suburbios del Oeste de Buenos Aires, mientras la policía trata de dar con su paradero y los medios difunden especulaciones y análisis superficiales.