Omar Antonelli confesó él mismo haberse convertido en un vacunado VIP por recibir las dos dosis contra el coronavirus en momentos en que sólo se inoculaba al personal de salud. “Moví cielo y tierra para conseguirla, pero no me di cuenta que era un vacunado VIP”, argumentó. Ahora será precandidato a jefe comunal de Soldini.

//Mirá también: El 45% de los rosarinos que volvió del exterior violó el aislamiento

El carnet de vacunación de Antonelli@CacuCandido | Twitter

El 1° de febrero y el 25 de ese mismo mes, él y su mujer recibieron las dosis contra el coronavirus en el Galpón 17, con la aclaración en el cartón de ser “personal de salud”, algo falso. La razón fue que dijo tener presión, diabetes, problemas en el riñón, por lo que fue sometido a varias operaciones y a sus 64 años, era un paciente de riesgo.

La polémica confesión de Omar Antonelli@CacuCandido | Twitter

En su cuenta de Facebook confesó haber gestionado a través del Sanatorio Trinidad de Buenos Aires, donde se hizo las intervenciones, la vacuna. Al final, supuestamente desde el Ministerio de Salud de la Nación le gestionaron el turno y se inoculó. Pero no sólo él, también lo hizo su mujer.

La polémica confesión de Omar Antonelli@CacuCandido | Twitter

“Los métodos elegidos quizás no fueron los correctos. En nuestro caso no considero que era vacunado VIP por el altísimo riesgo de mi salud. Esa es la verdad”, se excusó para luego informar el motivo de su confesión: “Un mes después se puso en mi cabeza armar una lista opositora y quiero contarles a todos esta verdad”.

La polémica confesión de Omar Antonelli@CacuCandido | Twitter

“Reconozco que lo mío no fue lo correcto. Como vienen épocas de mucha política y versiones aclaro a todos esta situación”, señaló y se autoelogió: “No es común que algún político reconozca su error en épocas de pandemia”.

//Mirá también: Coronavirus en Rosario: poco más de 400 casos pero con 26 fallecidos

“Al pueblo de Soldini le prometo defender la salud como defendí la de mi hijo y la mía”, cerró. Más tarde, en Canal 3, dijo no contar con ningún contacto político ni conocer al gobernador ni a la ministra de Salud. “Yo pensé que estaba abriendo un camino”, manifestó.