Un chico de 8 años quedó internado en el Hospital Regional de Venado Tuerto por haber resultado intoxicado con cocaína. A raíz de esto, se tomaron una serie de medidas judiciales.

El fiscal federal, Javier Arzubi Calvo, otorgó intervención a la Unidad Antinarcotráfico para la realización de medidas investigativas como el allanamiento de un domicilio de Venado Tuerto y el secuestro de teléfonos celulares, según informó Venado 24.

Asimismo, ante la gravedad de los hechos dio intervención a la Dirección Provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez, a la Secretaría de Salud y Desarrollo Social de la Municipalidad de Venado Tuerto y a la Asesoría de Menores de la Defensoría Oficial Pública.

Cabe destacar que el niño permanece internado en el nosocomio local y se encuentra fuera de peligro.