En el marco de un conflicto que se desató hace tres meses, trabajadores de Hey Latam ingresaron al edificio frente al cual acampan en reclamo de retomar sus puestos laborales. La acción este miércoles surgió en respuesta al decreto de la quiebra de la empresa en los Tribunales provinciales.

El escenario en Buenos Aires y Zeballos se modificó nuevamente después de la protesta inicial que mantuvo cortada la calle durante algunos días cerca de la Plaza López. Ahora las personas damnificadas por el cierre decidieron entrar a las oficinas para sostener una “permanencia pacífica” para continuar con la lucha en busca de la continuidad laboral.

El fallo de la Justicia Civil y Comercial se dictó el lunes y el grupo de manifestantes teme el “vaciamiento” del call center a partir de esa resolución. En el inicio del trámite, habían denunciado que la maniobra del dueño Martín Stauffer era “ilegal” y perjudicaba a 301 empleados.

Ese mismo día, representantes de los trabajadores fueron recibidos en una reunión en el Concejo Municipal. Al encuentro asistieron integrantes de la comisión de Derechos Humanos y allí se planteó la alternativa de conformar una cooperativa que permita abrir una nueva fuente de ingresos a partir del cierre de la empresa.