Empleados de un call center de Rosario reclamaron fueron este miércoles a la sede del Ministerio de Trabajo de Santa Fe para reclamar el cumplimiento de la conciliación obligatoria dictada por 301 despidos. El conflicto se refiere a la decisión de la empresa Hey Latam, informaron fuentes gremiales.

Los trabajadores marcharon al mediodía a hasta el edificio de Ovidio Lagos y San Lorenzo para denunciar que la firma incumplió una resolución de la cartera. Afirman que el último viernes vedaron el acceso a la conexión para su personal.

Según informó Télam, Hey Latam levantó su operatoria en la ciudad debido dificultades atribuidas a la “crisis”, por lo que este martes fue el último día de funcionamiento.

La compañía fundada en 2002 presta servicios de atención telefónica para entidades financieras y compañía aseguradoras.

El conflicto con la Asociación Empleados de Comercio (AEC) se suscitó porque en vez de hacer frente a las indemnizaciones, la firma ofreció a sus trabajadores retiros voluntarios por montos inferiores a los correspondientes por el cese del vínculo laboral.

Frente a ese panorama, el Ministerio de Trabajo santafesino dictó el viernes pasado la conciliación obligatoria “para prolongar los plazos y preservar las fuentes de trabajo”.

Los empleados denunciaron que la empresa “incumplió” la medida que “mantenía el call center en funcionamiento” al interrumpir el acceso a la conexión que utilizaban para realizar sus tareas.

“No es que pierdan plata, pero cuando la empresa dejó de cobrar los ATP (Asistencia al Trabajo y la Producción, implementado por el Gobierno durante la pandemia) dijeron que querían cerrar”, señaló uno de los empleados en la manifestación que se llevó a cabo bajo una intensa lluvia.

Por su parte, tras la audiencia de este miércoles, el sindicato aseguró que “son falsos los argumentos” de Hey Latam para justificar los despidos.

A través de un comunicado, el gremio mercantil exigió el pago del salario de noviembre y que se garanticen los haberes de diciembre, así como el aguinaldo del segundo semestre de 2020.

“Paralelamente pedimos que la empresa respete la conciliación obligatoria, ya que los trabajadores enviaron sendas notas en las que informaban que estaban disponibles para seguir con sus tareas”, sostuvo el sindicato.

Además, la AEC insistió en que no existe razón fundada para llevar a cabo “despidos encubiertos” por el formato de retiros voluntarios, algo que ya habían denunciado en la primera audiencia.

Por su parte, el Ministerio de Trabajo fijó una nueva audiencia de partes para el jueves 17 de diciembre.