Salió a perseguir a los ladrones que robaban en su casa y murió de un infarto en Rosario

El hombre se descompensó en la vereda de su casa y falleció por un ataque al corazón.

Una nueva muerte ligada a un hecho de inseguridad
Una nueva muerte ligada a un hecho de inseguridad

Un hombre murió este viernes a la mañana en la zona norte de Rosario, en el marco de un hecho de robo que tuvo lugar en su domicilio. El fallecido, que detectó que le estaban sustrayendo caños de su casa, salió a perseguir a los ladrones y sufrió un infarto.

El hecho tuvo lugar en José Ingenieros al 1700 en horas de la mañana. Allí, José Luis B., escuchó ruidos extraños provenientes de las afueras de su domicilio y al asomarse a la ventana vio a una pareja de delincuentes robándole los caños de agua.

El hombre les gritó desde el interior de su casa y vio a los delincuentes irse con objetos, por lo que salió a la vereda a perseguirlos.

En ese momento José Luis comenzó a sentirse mal y se descompensó. Vecinos que habían salido a ver lo que sucedía intentaron ayudarlo, pero el habitante había sufrido un infarto y finalmente falleció.

¿Qué pasó con los ladrones?

Minutos después, personal policial arribó al lugar, tomó testimonio a los vecinos y salió a perseguir a los delincuentes, que fueron ubicados y arrestados a unas seis cuadras del hecho. Se trata de Marcelo Ezequiel N., de 29 años y Keila Milagros O., de 18, quienes al momento de la detención llevaban los caños robados envueltos en frazadas.

El delincuente contó además que había descartado unas cuadras atrás una réplica de arma de fuego. Ambos fueron trasladados a la comisaría 10ma y por el hecho de dio aviso al Ministerio Público de la Acusación.

Temas Relacionados