La ciudad de Rosario tuvo una gran afluencia de visitantes y turistas de todo el país durante el fin de semana de Carnaval, con la ocupación cercana al 100% de la capacidad hotelera permitida por protocolos covid-19.

Cabe destacar que a fines de 2020 Rosario recibió el sello Safe Travels, otorgado por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), que garantiza que es un destino seguro para recibir turismo en el contexto de pandemia.

El fin de semana extra largo significó una importante reactivación para uno de los sectores más golpeados por el contexto sanitario y los establecimientos demostraron, una vez más, su capacidad de adaptación y su trabajo constante para hacer que la ciudad sea siempre una de las más elegidas. De acuerdo a la información oficial, los hoteles de cuatro estrellas tuvieron una ocupación de más del 70%; mientras que se registró el 90% en algunos de cinco estrellas.

Este fin de semana las consultas de los visitantes en los puestos de información turística quintuplicaron su nivel habitual, y en su amplia mayoría fueron realizadas por turistas provenientes de las provincias de Buenos Aires, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe y Mendoza, aunque también hubo algunos de Misiones, Neuquén y Salta. Las consultas se centraron en la búsqueda de alojamiento, la oferta de actividades junto al río, el bus turístico y la agenda cultural y de espacios para la familia y las infancias.

A su vez, el epicentro del verano, el balneario La Florida, tuvo una importante concurrencia de público superando las 6.000 personas en todo el fin de semana y el nuevo bus turístico que recorre los principales atractivos duplicó la venta de tickets.

El deporte también fomentó la afluencia de visitantes, ya que del sábado 13 al lunes 15 se realizó el segundo Torneo Deportivo por la Inclusión “Yaguaretés Rosario – Copa Lohana Berkins”, que incluyó las disciplinas de fútbol, rugby, natación, voleibol, basquetbol y aguas abiertas, y llegaron participantes y público desde diferentes rincones del país.

La visión de la Provincia

Los hoteles de tres y cuatro estrellas de la ciudad de Santa Fe también tuvieron importantes reservas, con un 47% y 60% de ocupación, respectivamente. En el caso de los destinos ubicados sobre localidades ribereñas, hubo entre un 95% y 100% de ocupación de cabañas.

Al respecto, el secretario de Turismo, Alejandro Grandinetti, manifestó que “hemos trabajado en muchas herramientas, desde la perspectiva económica, con el programa Santa Fe Plus, Descubrí Santa Fe y Billetera Digital, también en brindar seguridad con el sello de Safe Travel y el operativo Verano Santa Fe, y completando con una fuerte campaña de publicidad y promoción, por eso estamos viendo los resultados”. Y agregó: “Estamos contentos, porque hay un cambio de tendencia y nos están eligiendo”.