Después de tres fechas sin victorias, Rosario Central derrotó a Banfield por 3 a 1 este domingo y dio señales de vida en la pelea por la Copa de la Liga Profesional de Fútbol. El triunfo de la Academia este domingo le dio un respiro al entrenador Cristian González, cuya continuidad había quedado en duda a principios de la semana.

//Mirá también: Se conocieron los rivales de Newell’s y Central en la Copa Sudamericana

El equipo del “Kily” fue de menor a mayor durante la tarde en el Gigante de Arroyito. A pesar de una veintena de bajas por coronavirus, el conjunto dirigido por Javier Sanguinetti sorprendió al local con un gol tempranero tras un tiro libre en el que Julián Eseiza cabeceó la pelota hacia el palo derecho de Jorge Broun.

Aunque no hizo las cosas bien, la Academia consiguió empatar antes del entretiempo gracias a Marco Ruben. El capitán aprovechó un buen centro de Facundo Ferreyra y ganó de arriba en el borde del área chica.

//Mirá también: El “Kily” González rearma el equipo para enfrentar a Banfield

En el complemento, el delantero reapareció para participar en la jugada en la que los canallas dieron vuelta el marcador. En un lateral desde la izquierda, peinó el balón y un rebote en Eseiza dejó a Lucas Gamba solo a un metro de la línea de meta para empujarla.

Con el ingreso del ex Huracán y de Diego Zabala, Central mejoró y fue superior al Taladro. La diferencia se plasmó en el resultado con el gol de Joaquín Laso, quien capturó el rebote en el palo derecho luego de que Nicolás Ferreyra cabeceara un tiro de esquina desde la derecha.

Gracias a esta victoria, el equipo auriazul quedó a dos puntos de la última posición clasificatoria de la zona A del torneo de Primera División. Sin embargo, en el medio debe superar a otros tres equipos, entre ellos Banfield.