Después de una revisión médica sin contratiempos, Javier Báez firmó contrato y este miércoles se convirtió en el tercer refuerzo de Rosario Central. El club anunció la llegada del defensor en paralelo con la incorporación formal de Walter Montoya, que hasta ahora no había podido practicar con sus compañeros.

El marcador central procedente de Libertad de Paraguay se suma a préstamo por un año y es la primera cara nueva para el fondo canalla. El futbolista llegó a la ciudad el día anterior y se sometió a los exámenes de rutina en el Sanatorio de la Mujer, lo que le permitió empezar a entrenar de inmediato en el predio de Arroyo Seco.

Báez vuelve al fútbol argentino después de tres años y medio, ya que hasta 2018 jugó en Godoy Cruz. Antes vistió la camiseta de Independiente, Instituto y Defensa Justicia. También estuvo en Dorados de Sinaloa b

ajo las órdenes de Diego Maradona.

Por otra parte, Central confirmó que Montoya firmó su contrato después de haberse contagiado coronavirus y así pudo sumarse a la pretemporada. El “Chaqueño” formó parte del primer grupo de futbolistas aislados cuando empezó la puesta a punto para la Copa de la Liga Profesional.

Por otra parte, el entrenador Cristian González también recuperó a Milton Caraglio y Francesco Lo Celso. El delantero y el volante hicieron trabajos livianos en el inicio de la semana y luego se hicieron estudios cardiológicos para evaluar su recuperación del COVID-19.