Ya casi no quedan animales dentro de la casa denunciada como un criadero clandestino en Rosario. Este martes trasladaron a 97 mascotas al Centro de Adopción Municipal y así avanza el plan para que puedan tener un nuevo hogar con mejores condiciones que las que encontraron las autoridades en la zona sur de la ciudad.

El operativo de la Policía Comunitaria fue el último paso dentro de una intervención coordinada entre el Ministerio Público de la Acusación (MPA) y el Poder Ejecutivo para resolver la situación de maltrato. La mujer acordó quedarse con algunas mascotas, aunque también se comprometió a castrarlas dentro de la causa penal que se abrió al respecto.

Las fuerzas provinciales retiraron a casi un centenar de perros de razas pequeñas entre 199 mascotas identificadas durante el procedimiento que se llevó a cabo a principios de mes. Para retirarlos, las cargaron en una camioneta y se espera que el viernes empiecen a llegar las notificaciones para los adoptantes.

Desde la Oficina de Protección y Bienestar Animal confirmaron que la casilla de e-mail habilitada para la inscripción se saturó con la convocatoria. Ahora deben elegir entre 8.000 solicitudes enviadas en cuatro días. Las personas seleccionadas deberán hacerse cargo de pagar la castración en una veterinaria y además cumplir con otros requisitos en cuanto a la vivienda que poseen.