En el marco de los últimos días, se dio a conocer que en la localidad de Arroyo Seco se produjo un hecho de inseguridad que terminó con un joven secuestrado y la familia desesperada por volver a tener al joven en su hogar. Afortunadamente el hecho terminó bien, siendo que toda la familia actuó con velocidad y le dieron el dinero que pedían los secuestradores. Sobre el hecho, habló el ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna y contó cómo fue el procedimiento.

//Mirá también: Desbarataron encuentro umbanda con unas 50 personas en una casa de Rosario

El hecho ocurrió el 24 de julio cuando una persona se comunica con la madre del joven y le cuenta que su hijo estaba secuestrado. Para creer la situación, el hombre le mandó mensajes de audio de WhatsApp y fotos de su hijo atado a una silla. La familia desesperada preguntó qué querían a cambio, a lo que le respondieron que necesitaban una gran suma de dinero más joyas.

El hecho finalizó cuando las víctimas reunieron el material y junto a la policía del lugar realizaron la entrega por lo que liberaron al secuestrado. Sobre esto, el ministro de seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna habló con TN y contó: “El papá del chico que fue víctima se comunicó con funcionarios y nosotros empezamos a trabajar en el tema. La desesperación del padre hizo que hicieran entregas de dinero y joyas por su cuenta, aunque nosotros lo apoyamos y seguimos la entrega y finalmente se entregó al chico”.

Policía de Santa FeLa100

Consultado sobre cómo continúa el caso, el funcionario sostuvo: “Hay una acordada de la corte suprema que insta a que ante estos temas tiene que actuar la Policía Federal. Asique en estos momentos se resuelve si la cuestión sigue por vía de la Justicia Federal o nosotros. Nosotros tenemos una interesante línea de investigación desde bastante tiempo antes de que suceda este hecho”.

//Mirá también: Tres personas resultaron heridas por un increíble accidente de tránsito en Rosario

Por su parte, también agregó que este tipo de delitos no son comunes en Arroyo Seco, pero sí los casos con frecuencia son sobre narcodelitos.

Finalmente, Lagna agregó que al no ser notificados desde un momento sobre el suceso del secuetro, ellos hubiesen actuado de otra manera: “Por nuestra parte, nosotros no hubiéramos aconsejado el pago de lo acordado por parte de los secuestradores. Nosotros tuvimos que actuar en la línea de lo que ya se había empezado”.