Aunque anticipan que el cielo no estará del todo despejado, este domingo promete más calor en Rosario y ya no se espera tanto alivio por las noches de cara a la semana que viene. La máxima prevista es de 34 grados y anticipan que se repetirán valores similares a lo largo de los próximos días.

La ciudad amaneció con 18,8°, ya por encima de la mínima probable para la jornada, mientras que no se registraba reducción alguna de la visibilidad y la humedad era del 57%. Para el resto de la jornada se esperan algunas nubes, pero la marca del termómetro no bajaría de los 20 grados una vez que caiga el sol.

El fin de semana largo comenzó con miles de personas desplazándose hacia La Florida y otras playas del río Paraná en el marco de una prueba piloto autorizada por el Gobierno provincial para el inicio de la temporada de verano. En ese contexto, el tiempo promete acompañar de sobra para ver cómo lidiar con el calor y el coronavirus a la vez, ya que las máximas se mantendrán por encima de los 32 grados hasta el sábado que viene.

El miércoles aparece como la excepción, según datos del Servicio Meteorológico Nacional (SMN). A partir de la noche del martes empieza a incrementarse la probabilidad de tormentas y el cielo recién se despejaría hacia el viernes.