En el marco del proceso previo al juicio por la muerte de David y Valentino Pizorno, la Fiscalía Regional de Rosario anunció este lunes que pedirá 18 años de prisión para ambos imputados. Se trata de los conductores que protagonizaron la picada y el siniestro vial en el que chocaron al auto de la familia de las víctimas fatales.

El Ministerio Público de la Acusación (MPA) anticipó la misma solicitud para condenar a Germán Schoeller y Pablo Mancini como coautores de homicidio simple con dolo eventual en relación al fallecimiento del conductor del Citroën C3 negro y su hijo de 8 años. El organismo considera que el delito se dio en concurso real con la realización de pruebas de velocidad y destreza ilegales.

Además de la pena de prisión efectiva, la fiscal Valeria Piazza Iglesias y su colega Walter Jurado pedirá una inhabilitación por 10 años para manejar automotores. Los funcionarios consideran que los detenidos incurrieron en abuso durante esa actividad cuando salieron a competir por Avenida Nuestra Señora del Rosario y provocaron el choque fatal en el cruce con Ayacucho.

La familia Pizorno iba a bordo de su coche el 20 de marzo de 2021, cuando sufrió un impacto brutal en la zona sur de Rosario. De acuerdo a la investigación del MPA, Schoeller los embistió a 132 kilómetros por hora mientras iba al volante de un Renault Sandero. Su amigo pasó un instante antes en un Citroën C4 blanco, aunque se considera que tiene la misma responsabilidad penal.

Además de homicidio simple, la Fiscalía imputó a los detenidos por las lesiones graves de Cintia Díaz, que sobrevivió a la colisión tras la muerte de su hijo y su esposo. Con la misma definición acusaron a los conductores por el daño psíquico del acompañante de Mancini.