Las risas que suele generar Mateo Messi no faltaron este lunes en la entrega del Balón de Oro. Luego del anuncio del premio mayor de la revista France Football, el segundo hijo de la “Pulga” provocó las carcajadas de todo el público con un furcio en el video que grabó con sus hermanos antes de la ceremonia.

El clip fue uno de los regalos que recibió el capitán de la selección nacional de fútbol después ser presentado como el ganador de este año. En una suerte de reportaje a los herederos del futbolista de París Saint-Germain (PSG), la pregunta sobre la Copa América de Brasil dio pie a una respuesta impensada.

El primero en contestar fue Thiago (9), que se mostró satisfecho con el título de Argentina y la actuación de su papá. Cuando le llegó su turno, Mateo se apuró con una sonrisa y dijo: “¡Súper mal!”.

Acompañados por su mamá Antonela Roccuzzo, los tres hijos de Lionel Messi fueron vestidos igual que el rosarino a la ceremonia. Allí ocuparon sus asientos y celebraron ante las cámaras cuando se anunciaron los resultados de la votación.

El hermano de Ciro y Thiago copió a su padre ante los flashes. Foto: Benoit Tessier

Además de la broma en el video, la presencia de Mateo tuvo gran repercusión en redes sociales por su gesto en la foto familiar. Cuando pararon en la entrada ante los fotógrafos, entrecerró los ojos por los flashes e hizo una cara muy parecida a la de Messi.