Pablo Granados volvió a hacer delirar a sus seguidores con una serie de “consejos de belleza” ideales para la temporada invernal.

Enfundado en una bata, con el pecho al aire y una toalla en la cabeza, el humorista rosarino presentó su “masajeador cutáneo bipolar de plasma”. En realidad se trata un simple palo de amasar, pero que en este caso no lo utilizó para la preparación de alguna comida.

Es que antes de emplearlo, recomendó a sus seguidores probar el “primer astringente en polvo” que le llegó de la India. Traducido: harina que sacó de la bolsa y comenzó a arrojarse en el rostro.

Con toda la cara embadurnada, se pasó el “masajeador cutáneo”. Eso sí, hay que asegurarse que los poros estén “bien rellenitos para que no nos molesten”.

Luego recomendó dormir boca arriba y tomarse una ducha a la mañana siguiente. ¿Funcionará?