La emoción de una fanática después de cumplir su sueño: conoció a Carlos Tevez en Paraná

Nadia, la niña que soñaba con conocer a Carlos Tevez.
Nadia, la niña que soñaba con conocer a Carlos Tevez. Foto: Redes sociales

Nadia es una niña discapacitada que fue al partido entre Patronato y Central. Ella llevó un cartel en el que decía “Tevez, te quiero conocer”. Finalmente el exfutbolista le concedió el deseo y se tomaron una foto juntos.

Nadia, una niña discapacitada que fue al partido entre Patronato y Central, soñaba con conocer a Carlos Tevez. La pequeña estaba muy cerca del ex jugador de la Selección Argentina, pero quería hablar con él y tener una foto que le quede de recuerdo para siempre.

Tevez, te quiero conocer”, decía el cartel amarillo que tenían Nadia y un chico que la acompañaba. La imagen se viralizó en las redes sociales y llegó al Apache, quien decidió darle la alegría de encontrarse después del partido.

El encuentro entre Carlos Tevez y Nadia

Carlos Tevez siempre se destacó por la humildad con la que se maneja a la hora de saludar a sus seguidores. Los hinchas siempre agradecen la buena predisposición que tiene para sacarse fotos y firmar camisetas.

Esta vez no fue la excepción. El Apache se mostró muy simpático con Nadia y se acercó a ella, que estaba esperándolo afuera de la zona del vestuario con mucha emoción.

El momento más esperado por la pequeña hincha llegó: la niña conoció cara a cara a uno de sus grandes ídolos deportivos. Tevez le dio un beso, un abrazo, puso su mejor sonrisa y se tomaron una foto.

Carlos Tevez junto a Nadia.
Carlos Tevez junto a Nadia. Foto: SportsCenter

“Hola, ¿cómo estás linda? ¿Todo bien?”, le dijo el ex jugador de Boca a Nadia, quien no podía parar de reír. Además, Tevez no sólo se sacó fotos con la fanática, sino que también firmó camisetas para varios integrantes de su familia.

Después de la foto con Nadia, otros hinchas se acercaron a Carlitos para pedirle un recuerdo y él obviamente no se negó. Finalmente, el DT de Rosario Central tenía que irse, pero antes volvió a abrazar a Nadia y le dejó de regaló la cuellera que tenía puesta.

Así fue que el exfutbolista se retiró del lugar con un gran gesto de simpleza, pero de grandeza para esa niña que tanto deseó conocerlo personalmente.