Cuatro personas quedaron detenidas horas después del asesinato de Carlos Argüelles en el barrio San Francisquito. El ministro de Seguridad de Santa Fe, Jorge Lagna, afirmó este miércoles que “participaron profesionales” en el crimen del excolaborador de Esteban Alvarado.

//Mirá también: Confirman que Carlos Argüelles no tenía custodia en el taller donde lo mataron

El funcionario provincial sostuvo que la venganza del presunto narcotraficante es “la línea más fuerte” dentro de la investigación para esclarecer el homicidio en un taller de Garay al 3500. Lo mismo había planteado el día anterior la fiscal regional María Eugenia Iribarren, quien señaló que el mecánico fallecido “integraba el núcleo duro” de la asociación ilícita.

A la espera de la audiencia imputativa, Lagna señaló que hay “indicios concretos” de vínculos entre los detenidos y “personas que pertenecen a la estructura delictiva de Alvarado”.

//Mirá también: Asesinaron a un testigo de la causa contra Esteban Alvarado que ya había sido atacado

Argüelles fue baleado a plena luz del día delante de su familia y falleció un par de horas después de ser internado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca). Había rechazado custodia policial en su trabajo y sólo la tenía en la casa de su familia.

Argüelles tenía 46 años y había decidido declarar en la causa contra su exjefe. (La Capital)Clarin | La Voz

Lagna atribuyó el asesinato a profesionales “por la manera en que lo han ejecutado”. Al mismo tiempo, indicó en diálogo con Radio 2 que las fuerzas provinciales tardaron “35 minutos en esclarecer un tema muy difícil”.

El día anterior, la fiscal regional Iribarren ratificó que el mecánico había sobrevivido a dos atentados contra su vida. En cuanto a la protección del imputado, comentó que “era particularmente difícil” acordar medidas más estrictas e insistió en que se negó dos veces a ingresar al programa de testigos.