El Gobierno nacional confirmó que el proyecto de Ley de Humedales no será tratado en las sesiones extraordinarias del Congreso pero se le restó importancia, al considerarse que no frenará los incendios. Paralelamente, se anunció la puesta en marcha de cinco faros de conservación en la zona de Rosario.

La exclusión de la iniciativa del temario que abordará el Congreso fue una decisión presidencial, dijo el el viceministro de Ambiente de la Nación, Sergio Federovisky, para sorpresa de todos, y ahondó en el tema. “No es que sale la ley y los criminales que encienden fuego a mansalva van a cambiar de actitud o los jueces van a perseguir a esos criminales”, relativizó en diálogo con Canal 3.

“No creo que el ecocidio o los incendios forestales que padecemos tengan relación con falta de prevención. Hubo una merma el año pasado en la cantidad de hectáreas quemadas con respecto al 2020 (N de R: se habla de que bajaron de 700 mil hectáreas a 270 mil)”, continuó diciendo, aunque admitió que debe reforzarse la prevención.

En este sentido, mencionó que se están por inaugurar en el Delta del Paraná cinco torres de detección de humo y calor que acelerarán el proceso para sofocar incendios. A estas se sumarán otras cinco torres más. De esta manera se dará cumplimiento a un fallo de la Justicia al respecto.

Por último Federovisky calificó como “criminal” lo que ocurre en las islas, ya que muchos aprovechan la bajante para quemar determinadas zonas, luego colocan terraplenes y transforman el humedal en terrenos para producción agrícola o emprendimientos inmobiliarios. En este sentido, dijo que ya se iniciaron querellas para ir contra muchos de estos sujetos e inmobiliarias que comercializan en la zona.