El reclamo de una ley de humedales se tradujo este miércoles en una nueva marcha contra los incendios frente a Rosario. Organizaciones ambientalistas advirtieron que habrá “más devastación y quemas en las islas”, ya que el proyecto no se trató y, en cambio, avanzó otra iniciativa para el fomento de la agroindustria.

Uno de los referentes de la asamblea que organizó la movilización sostuvo que el panorama en el Delta “viene siendo desolador desde hace años”. En ese contexto, Sergio Gorosito destacó que “la sociedad se levantó para defenderse, pero no hay respuestas desde los gobiernos”.

La protesta concluyó en escalinatas de la sede local del Gobierno de Santa Fe, hasta donde llegaron las columnas que recorrieron el centro rosarino por la tarde desde la Plaza 25 de Mayo. “Basta a las quemas. El Estado es responsable”, rezaban algunos de los carteles empleados en la manifestación.

La marcha de la Asamblea Autoconvocada Socioambiental hizo hincapié en la necesidad de una ley de humedales que proteja a la región. A esto se sumó el reclamo para ponerle freno a los incendios en las islas del río Paraná, donde advierten que el fuego está “diezmando la flora y fauna de la región”.

Gorosito planteó que la movilización se llevó a cabo para “visibilizar las quemas”, pero también se refirió a otros temas de fondo. En ese sentido aludió a “la problemática extractivista” como una de las cuestiones que preocupa a ecologistas.

“Hoy participó mucha gente y decenas de militantes de distintas organizaciones ambientalistas, pero también numerosos vecinos y vecinas de Rosario”, comentó el activista. Así subrayó que crece la preocupación por la “devastación en las islas, la falta de agua, el humo que llega a la ciudad y enferma a la gente”.