Importante choque de camiones en ruta 33 a la altura de Zavalla y rescate con helicóptero sanitario

El tránsito permanecía cortado y se irá normalizando con el correr de las horas. Se recomienda evitar la zona.

Dos camiones chocaron de frente
Dos camiones chocaron de frente Foto: La Capital

Dos camioneros chocaron el viernes por la mañana en la Ruta 33, a la altura de la A012 en cercanías de Zavalla. Uno de ellos está internado en grave estado en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (Heca) tras haber quedado atrapado en el habitáculo hasta su rescate y traslado en helicóptero sanitario.

El siniestro vial ocurrió alrededor de las 7:30 de la mañana en el cruce de la Ruta 33 y la A012, cuando dos camiones de carga chocaron de frente: uno llevaba un cargamento de cereales y el otro se trasladaba vacío. Por el impacto, uno de los vehículos se tumbó y el otro quedó incrustado en un campo.

Dos camiones chocaron de frente
Dos camiones chocaron de frente Foto: La Capital

Uno de los conductores quedó atrapado en la cabina de su camión y tuvo que ser liberado por Bomberos zapadores. Debido a la gravedad de las heridas por politraumatismos, debió ser trasladado en helicóptero al Heca, tras la activación de un protocolo.

Por el accidente, el tránsito en ese tramo de la ruta permanecía cortado y se espera que se normalice con el correr de las horas, cuando se pueda retirar a los camiones siniestrados. Uno de ellos quedó volcado en un zanjón, a metros del lugar.

otro siniestro vial en ruta 33 en enero

El 11 de enero, un camión con más de 50 vacas volcó en la ruta 33, a la altura de Villada. Varios de los animales murieron por el impacto y terminaron faenados en el lugar con permiso del propietario.

Tras una mala maniobra, el camión volcó, provocando la muerte de 10 de los 53 animales que trasladaba.

Vecinos carnearon animales en la banquina
Vecinos carnearon animales en la banquina Foto: Rosario3

En cuestión de minutos, más de cien personas se agolparon en el lugar exigiendo carnear el ganado muerto, mientras el transportista se aseguraba la presencia policial para garantizar la seguridad de las vacas aún vivas, varias de ellas atrapadas entre los fierros.

Posteriormente, el dueño de la carga autorizó que las vacas muertas fueran carneadas y se improvisó una faena masiva a la vera de la ruta. Los animales sobrevivientes fueron trasladados a un campo cercano para luego ser retirados por la empresa.

Temas Relacionados