Final de Copa de la Liga: el impactante golpe entre Mateo Pellegrino y Facundo Mallo que preocupó a todos

Imágenes sensibles. Los jugadores chocaron las cabezas y Pellegrino debió ser asistido de urgencia.

Mateo Pellegrino se retiró en ambulancia
Mateo Pellegrino se retiró en ambulancia Foto: Olé

Un impactante incidente durante la final de la Copa de la Liga Profesional dejó enmudecidas a las hinchadas de Rosario Central y Platense, dejando a dos jugadores fuera de la cancha. Quien peor la llevó fue Mateo Pellegrino, que tras un choque de cabezas con Facundo Mallo se desvaneció.

Todo sucedió en los primeros minutos del segundo tiempo en el Estadio Madre de Ciudades. Pellegrino y Mallo fueron juntos a recuperar un pelotazo y chocaron fuertemente con la cabeza. Los dos cayeron desvanecidos y Pellegrino, en un marcado estado de confusión, intentó pararse.

Sin embargo no pudo hacerlo y empezó a sangrar por la nariz. La fuerte contusión obligó a que se detuviera momentáneamente el partido, para asistirlo médicamente. Rápidamente fue trasladado a un nosocomio local. Finalmente lograron estabilizarlo en el hospital.

Mallo también recibió asistencia médica, aunque no fue necesario que saliera de la cancha. No obstante Central perdió a Damián Martínez, ya que Pellegrino cayó arriba de su pierna y, si bien intentó seguir, debió ser reemplazado. En su lugar entró Juan Cruz Komar.

Disturbios en el ingreso a la cancha y demoras

Las hinchadas de Central y Platense tuvieron dificultades para entrar a la cancha. Unos 50 micros con hinchas de Platense fueron demorados a unos 20 kilómetros de la cancha por demoras en la revisión.

Por otro lado, hinchas de Central que llegaron temprano denunciaron haber sido reprimidos en el ingreso del estadio por el filtro policial, en momentos en los que había familias con niños presentes.

Quien se pronunció en contra de la represión fue el campeón del mundo Ángel Di María, que expresó su malestar hacia la organización: “Es una vergüenza que traten así a la gente. Hay mujeres, niños, gente grande y los tratan como perros. Es una vergüenza la organización y la policía que le pega a cualquiera”, expresó “Fideo”.