El exrepresor José Rubén Lo Fiego falleció este miércoles a los 72 años en Ezeiza. El genocida condenado por delitos de lesa humanidad en Rosario estaba hospitalizado en el penal federal bonaerense, ya que nadie podía hacerse cargo de cuidarlo por sus problemas de salud bajo arresto domiciliario.

//Mirá también: Procesaron a un ex juez federal de de Rosario por delitos de lesa humanidad

El “Ciego” fue uno de los actores protagónicos dentro de la “Patota de Feced”, en referencia al jefe policial a cargo del Servicio de Informaciones (SI) de Rosario durante la última dictadura militar. En lo que actualmente es la sede local del Gobierno provincial funcionaba el centro clandestino de detención más grande de la región.

Lo Fiego requería asistencia permanente debido a varias enfermedades crónicas, pero ordenaron que continuara alojado en la cárcel a falta de alguien que asumiera esa responsabilidad. Este miércoles a la noche trascendió que había fallecido e integrantes de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH) finalmente lo confirmaron.

//Mirá también: Piden considerar la “violencia sexual” en condenas del juicio Saint Amant III

La abogada querellante del organismo, Gabriela Durruty, aclaró que la muerte del expolicía aún no había sido notificada formalmente por la Justicia federal. Este jueves al mediodía recordó en diálogo con LT8 que se trataba de un personaje “emblemático” para desentrañar cómo había funcionado el aparato represivo estatal en la ciudad.

Lo Fiego había recibido una pena de 12 años al margen de la de prisión perpetua. El año pasado, lo condenaron nuevamente junto a otros exrepresores y por primera vez se consideró en Rosario la violación como un delito de lesa humanidad cometido en el marco de la dictadura.