La Asociación del Magisterio de Santa Fe (Amsafe) denunció amenazas en una escuela de Rosario. El delegado gremial reveló que dejaron cartas con balas dirigidas a las autoridades a cargo de la reorganización del establecimiento que dicta clases virtuales para adultos y tiene sus oficinas en el centro de la ciudad.

Desde el sindicato explicaron que el episodio ocurrió hace tres semanas y recién este martes les asignaron custodia policial a partir del inicio de la causa. El 17 de noviembre arrojaron un sobre de papel madera en la puerta sobre Buenos Aires al 900 y advirtieron las amenazas una vez que lo abrieron.

Por el caso no se tomaron medidas durante varios días y el viernes finalmente se activaron los protocolos correspondientes por el reclamo de Santa Fe. El delegado Mario Guala comentó que la Agencia de Investigación Criminal (AIC) visitó este lunes la Escuela de Enseñanza Media para Adultos 1330 para entrevistar a testigos y analizar la situación.

La secundaria tiene un cursado semipresencial y ofrece clases virtuales a estudiantes de toda la provincia. A raíz de las tres cartas con balas que recibieron, las autoridades dejaron de asistir y se frenó todo el proceso para la emisión de títulos, ya que esas personas eran las encargadas de ese tipo de trámites.

Guala precisó que cada sobre pequeño tenía el nombre de personal del Ministerio de Educación de Santa Fe. Luego agregó que en la institución trabajan docentes cuyas licencias se revocaron a partir de las irregularidades detectadas en el último proceso de la gestión del Frente Progresista.