Este jueves por la mañana, en medio del temporal de lluvias que azoto a la ciudad de Rosario el transito se vio complicado por las calles anegadas. En el macrocentro de la ciudad, un taxi no alcanzó a esquivar un corral de Aguas Santafesinas y terminó en un pozo cuando llevaba a bordo a una pasajera.

La caída ocurrió cerca de las 6.30 horas en las calles San Juan y Alvear, mientras se producía una densa lluvia y que obligaba a disminuir la velocidad por falta de visibilidad.

Según informó El Tres, el taxista identificado como Omar llevaba a una pasajera y terminaron incrustados en el pozo de Aguas. Ninguno de los ocupantes salieron heridos y ambos pudieron salir del automóvil. El vehículo quedó a la espera de la grúa para poder retirarlo del lugar.

Por su parte, desde Noticias Aguas Santafesinas manifestaron que “las vallas se colocaron el 6 de marzo y entró en el proceso de reparación, donde hay que retirar el suelo hasta llegar a las cañerías, en este caso un colector cloacal; realizar la reparación hidráulica, después se procede al relleno y la reposición de la losa de cemento y la carpeta asfáltica”.

“En este caso en particular, están pendientes estas dos últimas etapas”, informaron y detallaron que “esta intervención está dentro de los tiempos de ejecución previstos, alrededor de 10 o 15 días hábiles, sin contar que haya días de lluvia, que demoran el proceso”.

En este sentido, explicaron que “cuando se realiza una apertura en calzada y se colocan las vallas, esa obra se adjudica a un contratista que tiene plazo de ejecución. Durante ese período, el vallado es a cuenta del contratista. Está dentro de su función de reparar esa intervención, no lo paga Aguas sino el contratista: todo lo que él demore va en perjuicio de su trabajo, no de Assa. Si lo deja mucho tiempo se perjudica el contratista”, añadieron.