Emm Firqat: las “mamás de la Libanesa” que unen generaciones con su baile

El grupo es pionero en su tipo y se conformó en 2013 por iniciativa del ballet estable de la Sociedad Libanesa rosarina Firqat Al Arz.

Emm Firqat es un grupo que se originó en 2013
Emm Firqat es un grupo que se originó en 2013 Foto: Vía País

En la Sociedad Libanesa de Rosario existe un grupo de mujeres fascinantes. Ellas tuvieron hijos, los hicieron crecer al calor de las tradiciones de sus ancestros y hoy disfrutan de una pasión que trasciende cualquier edad: bailar. Para celebrar el día de la madre, Vía País se propuso conocer a fondo a Emm Firqat, las encantadoras “mamás de la Libanesa”.

El nombre del grupo se traduce como “ballet de madres”, y se compone de once mujeres que se convocan todas las semanas para ensayar complejas coreografías de folklore árabe estilo libanés. Los años no son un obstáculo, sino un punto de encuentro para compartir experiencias y vivencias comunes a nivel generacional.

Emm Firqat, el grupo de "mamás de la Libanesa"
Emm Firqat, el grupo de "mamás de la Libanesa" Foto: Firqat Al Arz

La cita para la entrevista es en el club ubicado en Italia al 900, donde comparten espacios entre salones de danzas y eventos con sus hijos, amigos y cientos de bailarines. Como de costumbre, llegan un rato antes del ensayo para conversar, darse una mano con algo y a veces tomarse un cafecito.

¿Cómo nació emm firqat?

Actualmente bajo la dirección de María Belén Ferlini, el grupo nació en 2013 y este año cumple su décimo aniversario. “Teníamos ganas de empezar un grupo y un día Nadia Hohn y Munir Nellmeldin nos citaron a las mamás y nos hicieron la propuesta ¡y nos encantó!”, cuenta Marta sobre el origen de Emm Firqat.

El conjunto depende de Firqat Al Arz, uno de los ballet estables de la Sociedad Libanesa de Rosario, y todas afirman que les llena el alma poder formar parte: “sobre todo porque fue iniciativa de nuestros hijos. Que ellos nos inviten y nos tengan en cuenta es muy importante para nosotras”.

Emm Firqat, en los 95 años de la Sociedad Libanesa de Rosario
Emm Firqat, en los 95 años de la Sociedad Libanesa de Rosario Foto: Pablo Tieppo/Firqat Al Arz

Es que Emm Firqat no sólo les permitió subirse a escenarios y bailar, sino también hacer viajes, compartir presentaciones con sus hijos, participar de una obra de teatro y consolidar un grupo de amigas por fuera de los ensayos “o sea, hicimos cosas de grandes que yo, por lo menos, no hice de chica”, cuenta Norma y las demás afirman con la cabeza.

Silvia cuenta que, al principio, dudaba mucho de entrar al grupo y fue su propio hijo el que la motivó. Algo similar le pasó a Carmen y explican que a veces “una no sabe si a los hijos les va a gustar que sus madres bailen”, pero en este caso, ellos también tienen la chance de sentir orgullo, al ver a sus mamás en el escenario.

Los ensayos son en Italia al 900
Los ensayos son en Italia al 900 Foto: Firqat Al Arz

parte de una gran familia

En la charla no faltan las anécdotas. Entre risas y nostalgia, el grupo recuerda un viaje a San Juan para la presentación de la obra teatral Ana Lebnani. Allí aseguran que las trataron como verdaderas estrellas. “También fuimos por primera vez al Buenos Aires Celebra Líbano (un evento organizado por la Ciudad) y fue rarísimo, porque la gente nos paraba y nos pedía fotos. Vivimos cosas realmente impensadas gracias a este grupo”, remarcan.

Con Colectividades 2023 casi a la vuelta de la esquina, las mamás se preparan a pleno para volver a sentir los nervios mezclados con emoción de subirse al escenario. A pesar de ser un grupo “satélite” de Firqat Al Arz, destacan que siempre las hicieron sentir cómodas e incluidas. Es decir, parte de una gran familia.

Las mamás fueron parte de una obra teatral
Las mamás fueron parte de una obra teatral Foto: Firqat Al Arz

Por eso no dudan en asegurar que esto les cambió la vida y les dio otra perspectiva de las cosas. Es que, en general, se espera que los hijos sigan los pasos de sus padres y aquí se da una situación inversa: tomándolas de las manos y con una mirada cómplice, los jóvenes las invitan a apoderarse de las tablas y mostrar a su manera el orgullo por las raíces libanesas.

la mamá libanesa

Durante la charla mencionan a sus hijos e hijas con una sonrisa implacable y pronto surge el interrogante: ¿Cómo es la mamá libanesa?. Se miran y ríen, porque a veces explicar la maternidad no cabe en el plano de lo discursivo.

Marta toma las riendas y ensaya una respuesta que todas comparten: “muy protectora, un poco absorbente a veces, pero siempre compañera, de bancar hasta las últimas en viajes, proyectos y lo que necesiten los hijos, con los ojos cerrados”. Sus acciones hablan por ellas: en cada evento, show y viaje de sus hijos, están para ofrecerles ayuda, desearles suerte y darles un abrazo siempre necesario para la despedida.

Emm Firqat, en los 95 años de la Sociedad Libanesa de Rosario
Emm Firqat, en los 95 años de la Sociedad Libanesa de Rosario Foto: Pablo Tieppo/Firqat Al Arz

Emm nos cambió la vida en muchos aspectos. Cuando una se vuelve más grande las amistades se van achicando, y hacerse amigas a esta edad de la vida es hermosísimo, lo vivís desde otro ángulo”, cuenta Silvia y varias destacan que el grupo sabe estar para cada una tanto en las buenas como en las malas.

Emm Firqat estará este año en la Fiesta de Colectividades 2023 los días 4, 9 y 10 de noviembre en el stand del Líbano. Además, el 11 de noviembre participarán del show que Firqat Al Arz presentará en el escenario mayor del festival. A su edad, con hijos grandes y en una etapa distinta de la vida, encontrarse con amigas a disfrutar de la danza es sinónimo de felicidad y plenitud.

Temas Relacionados