El otoño comenzó a sentirse con todo en Rosario y el frío impactó particularmente a la mañana en los últimos días. Este martes no parece ser la excepción, ya que el pronóstico anuncia una tarde fresca con algunas nubes como parte de una semana sin lluvias a la vista.

Antes del amanecer, la sensación térmica era de 4 ° y la humedad del 94 por ciento. La Agencia Provincial de Seguridad Vial (APSV) informó que las rutas de la región se encontraban despejadas y con buena visibilidad para circular.

Después del mediodía se anuncia una máxima de 20 grados en Rosario con el cielo apenas cubierto y viento desde el este. A la noche es probable que termine de despejarse, aunque también se prevé neblina a la mañana siguiente.

Para quienes no la pasan bien con el frío, el informe del Servicio Meteorológico Nacional (SMN) anticipa un aumento progresivo de temperatura con un pico de 26 grados entre el lunes y el domingo. A su vez, no hay probabilidad de lluvias o tormentas hasta entonces.

De acuerdo al pronóstico para Rosario, las mínimas irán subiendo en la misma proporción durante los días que vienen. De esta manera, se anuncia un fin de semana ideal para disfrutar del sol en la ciudad.