El presidente de la Corte Suprema de Santa Fe sobre la inseguridad en Rosario: “La violencia es un negocio”

Daniel Erbetta sostuvo que la reforma judicial y policial son necesarias, así como atacar el crimen también en su pata económica.

El titular de la Corte santafesina sostuvo que hay que focalizarse en lo que ocurre en Rosario.
El titular de la Corte santafesina sostuvo que hay que focalizarse en lo que ocurre en Rosario. Foto: Página 12

El presidente de la Corte Suprema de Justicia de Santa Fe, Daniel Erbetta habló sobre la situación de violencia que atraviesa Rosario, la necesidad de reformas en la Justicia y aseguró que la facilidad para conseguir armas ha convertido a las bandas criminales en “polirrubros” delictivos.

“Hay que iniciar un camino que apunte a una solución perdurable. En ese camino los cambios y reformas institucionales que tiene pendiente la provincia son muchos y los responsables de estos cambios y reformas son muchos”, sostuvo Erbetta en diálogo con Radio 2.

En ese sentido, el nuevo titular de la Corte santafesina recalcó que es importante focalizar las situaciones que se dan en cada parte de la provincia, ya que las realidades son muy distintas: “No todo es lo mismo. Venado Tuerto está a 160 kilómetros y tuvo 2 homicidios en todo 2022, es una tasa por debajo de la europea. Rafaela tuvo 4, Santa Fe 66 y Rosario 188. El problema hay que focalizarlo en esta zona”.

¿Qué dijo Erbetta sobre la reforma de la justicia?

Durante su discurso de apertura del año judicial, Erbetta remarcó la necesidad de modernizar y reformar la estructura judicial y afirmó que “debe debatirse necesariamente la reforma de integración y función de la Corte Suprema de Justicia de la Nación Argentina, cuyo diseño y atribuciones son únicos en el planeta”.

Ningún país desarrollado concentraría en sólo 5 personas la función de control de constitucionalidad, la revisión de cualquier sentencia de cualquier tribunal, de cualquier fuero del país por vía de arbitrariedad -algo más del 90 % ciento de los casos que resuelve-, el gobierno del Poder judicial y también la presidencia del Consejo de la Magistratura de la Nación. ¿Puede naturalizarse que cinco o cuatro jueces, sumamente calificados en sus antecedentes por cierto, puedan igualmente estudiar y resolver casi 17.000 o más casos por año?”, analizó.

En este sentido, sostuvo en diálogo con la prensa que la intervención de las fuerzas de seguridad es necesaria, aunque sólo es una solución coyuntural: “hay que trabajar mucho en acortar las distancias sociales, las profundas desigualdades que existen en este mundo globalizado y en los países menos desarrollados”.

“Después tenemos la pata punitiva, y ahí tenemos a tres actores que son policías, fiscales y cárcel. De esos tres, tenemos problemas en dos que son policía y cárcel. Hay que encarar una reforma policial urgente”, remarcó y expuso: “Rosario es el lugar de la Argentina donde existe la mayor cantidad de jefes y agentes policiales condenados o sometidos a procesos por vinculación con quienes gerencian las economías delictivas”.

¿Qué relación hay entre la violencia y la parte económica en Rosario según erbetta?

Pero además pidió atacar al narcotráfico desde lo económico. “La violencia es un negocio y si uno no ataca la parte económica, va a subsistir. En materia de lavado, en la Justicia Federal hay una sola condena y la mayoría de los procesos y condenas están en la justicia de la provincia”, destacó el magistrado.

“Hemos llegado a una situación donde la expertiz que han adquirido estos grupos en el manejo de la violencia y la facilidad con la que acceden a las armas, las han convertido en bandas polirrubro. No es solamente hay una disputa del mercado de la droga, son también usurpaciones, extorsión y balaceras”, reclamó.