El arresto de un adolescente involucrado en la balacera contra un gimnasio de la zona sur trascendió este martes porque había sido identificado como uno de los sospechosos por el asesinato de Sebastián Cejas frente al Hospital Español. Sin embargo, la Justicia de Menores descartó imputarlo por el homicidio luego de analizar el caso.

El chico de 16 años se encuentra privado de su libertad desde la madrugada del lunes, cuando el Comando Radioeléctrico lo capturó junto a otro joven a bordo de un automóvil robado. Durante el operativo les secuestraron dos armas de fuego y chalecos antibala con el escudo policial.

El juez Estanislao Surraco intervino luego del procedimiento y se manifestó en contra de los indicios sobre los que viene trabajando la Agencia de Investigación Criminal (AIC) para esclarecer el asesinato ocurrido la medianoche del martes 22 de septiembre. Ese día, Cejas estaba esperando a su padre en la calle junto a su mamá y recibió un balazo fatal de parte de cuatro delincuentes que le robaron el auto.

Por el homicidio del “Oso” ya hay dos jóvenes de 21 y 25 años imputados como coautores. A estos se suma un tercer acusado, quien aparece como encubridor de los hechos.