Crimen en barrio Ludueña: balearon su casa para atentar contra su hijo y murió

Walter Fracchia recibió múltiples disparos en su vivienda de Rosario. Horas antes hubo otro homicidio a cuatro cuadras.

Crimen en barrio Ludueña: balearon su casa para atentar contra su hijo y murió

Apenas un par de horas después de que Rosario llegara a 200 homicidios en el año, este lunes a la noche se confirmó un segundo crimen en el barrio Ludueña. Según informó la policía, un hombre de 49 años murió tras una balacera en la que atentaron contra su hijo.

El ataque fatal ocurrió pasadas las 21 sobre el cruce de Esquiú y Larrea. Walter Osvaldo Fracchia recibió múltiples disparos en la puerta de su vivienda y quedó en estado grave luego de la agresión de personas no identificadas.

Después de la balacera, al dueño de la vivienda lo trasladaron hasta el Hospital Alberdi. En el efector municipal confirmaron su muerte por los balazos y no se reportaron otras víctimas lesionadas.

De acuerdo a la versión preliminar, el hombre asesinado estaba frente a su casa cuando se produjo el ataque con armas de fuego. Fuentes consultadas por Radio 2 plantearon que los tiradores buscaban al hijo de la víctima. Según esta hipótesis, el crimen está vinculado a la venta de drogas en uno de los barrios más castigados por la violencia de las disputas entre bandas dedicadas al narcomenudeo.

El director general de la Policía de Santa Fe, Miguel Ángel Oliva, confirmó que analizan la hipótesis de una conexión entre el crimen de Fracchia y el de Mara Silveira (27), la joven asesinada horas antes a cuatro cuadras del lugar. En esa línea ratificó que el segundo ataque puede ser una represalia por el homicidio en French y San Gerónimo.

¿Cuántos homicidios se registraron en Rosario en 2022?

En base al último informe del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe (OSP), en 2022 ya se registraron 201 homicidios al departamento Rosario. En agosto subió por tercer mes consecutivo la cantidad de muertes en comparación con el año anterior.

Hasta el momento, en Ludueña y otros barrios vecinos del noroeste de la ciudad se sumaron 45 personas asesinadas. Esto implica que más del 22 por ciento de los casos se concentra en un radio de casi 20 cuadras.