Crimen de Gustavo Elorrieta: determinaron cómo murió el gendarme desaparecido

El uniformado nació en Monte Caseros, provincia de Corrientes.
El uniformado nació en Monte Caseros, provincia de Corrientes. Foto: Cristian Gimenez

La Justicia investiga en Roldán a la esposa del comandante y a su hijo adolescente entre los sospechosos detenidos.

La Fiscalía Regional de Rosario confirmó este sábado que el cadáver hallado en un aljibe de Roldán era el de Gustavo Elorrieta (42). Además de la identificación, los investigadores determinaron cómo murió el gendarme desaparecido en Roldán y pidieron nuevos exámenes para esclarecer el crimen ocurrido hace casi tres semanas.

Luego de la autopsia realizada en el Instituto Médico Legal (IML), el preinforme señala que el comandante sufrió múltiples traumatismos de cráneo. No obstante, el Ministerio Público de la Acusación (MPA) solicitó análisis forenses complementarios para profundizar la pesquisa sobre el homicidio que confirmaron cerca del cruce de Manuel Dorrego y Camino de los Gauchos.

Los bomberos de Roldán trabajaron durante varias horas este viernes en el campo donde dieron con el cuerpo tapado por lonas, ramas y basura. Por entonces, los fiscales Adrián Spelta y Gastón Ávila ya habían pedido la captura de la esposa de Elorrieta, su hijo de 17 años y otros dos jóvenes que viven en la ciudad.

Integrantes de Gendarmería Nacional fueron los encargados del allanamiento de la casa familiar sobre Larrea al 1200. Allí arrestaron a Mercedes F. (47) y al adolescente, que quedó a disposición de la Justicia de Menores de Rosario.

Por otra parte, la Agencia de Investigación Criminal (AIC) detuvo en Pueyrredón al 600 a un joven de 26 años. En la vivienda de Mario Luis F. secuestraron más de 60 proyectiles de diferentes calibres. En tanto, Alex Miguel Jesús G. (18) se presentó ante las fuerzas de seguridad y también fue arrestado.

¿Cómo mataron al gendarme desaparecido en Roldán?

Hasta el momento, el MPA presumen que a Elorrieta lo mataron en el inicio de sus vacaciones, entre el domingo 10 de julio y el martes 12. El uniformado estaba separado de su esposa desde fines del año pasado y fue a visitar a sus hijos.

Alrededor de las 23.30, le escribió por Whatsapp a su pareja actual, que también trabaja en Gendarmería Nacional. En su último mensaje, le mandó un saludo de buenas noches y le dijo que la amaba. Desde el lunes, su teléfono no volvió conectarse con la red de telefonía celular. El último impacto de antena fue en Roldán.

Dos días después de su llegada y su desaparición, la policía de Roldán encontró el auto de Elorrieta chocado sobre el camino hacia el cementerio. Sin embargo, nadie hizo una denuncia para averiguar dónde estaba hasta que sus superiores advirtieron esta semana que no se había reincorporado en Buenos Aires.

Bomberos de Roldán trabajaron en un campo cercano al cruce de Manuel Dorrego y Camino de los Gauchos para sacar el cuerpo.
Bomberos de Roldán trabajaron en un campo cercano al cruce de Manuel Dorrego y Camino de los Gauchos para sacar el cuerpo. Foto: ROLDAN FM 92

Pasadas más de dos semanas, el MPA solicitó pruebas de luminol en el Volkswagen Bora. Así detectaron rastros de sangre en el baúl y también en la vivienda de la madre de su hijo de 17 años y su hija de 11.

Adentro del coche, los investigadores secuestraron un martillo. Aunque no descarta que se trate del arma homicida, el fiscal Spelta evitó pronunciarse al respecto a la espera del resultado de otras medidas probatorias. Mientras tanto, las tres personas adultas bajo sospecha serán imputadas este martes en el Centro de Justicia Penal de Rosario.