En su acto de cierre de campaña, la candidata a senadora nacional por el Frente Amplio Progresista (FAP), Clara García, consideró que en estas elecciones “no es momento para improvisados ni para oportunistas”.

García pidió a la población “que vaya a votar y que vote por la buena política, porque este es un momento para quienes con seriedad entendemos la política como la manera de resolver los problemas de la gente”.

“Vamos al Congreso nacional a levantar la voz por la producción y el trabajo santafesino, por las rutas, viviendas y obras de infraestructura que necesitamos, y también para defender una vida más segura. Nuestra presencia en el Senado será para que se escuche la voz de Santa Fe”, aseguró García.

En el tramo final de la campaña, la candidata del FAP hizo hincapié en el tema de la seguridad. “Tenemos que plantarnos para que las fuerzas federales vengan a Santa Fe de manera equitativa y pegarle al delito donde más le duele, que es en su poderío económico”, afirmó, haciendo alusión a dos de sus propuestas: por un lado, la distribución por ley de agentes federales en todo el país; y la creación de una agencia de decomiso de bienes incautados del narcotráfico como ya existe en la provincia de Santa Fe.

“También tenemos que lograr que se juzguen los delitos de narcotráfico, que son federales, con la creación de más juzgados y más fiscalías federales”, dijo García, reiterando otro planteo que hizo durante la campaña. En Rosario, por ejemplo, hay solo dos jueces federales desde hace décadas y el mismo cuadro se replica en toda la provincia.

“La seguridad no es un eslogan ni una frase vacía; hay que tener un plan, invertir y acordar con la Nación”, enumeró la candidata del FAP e insistió con el pedido de convocatoria de la Junta Provincial de Seguridad, que reúne a los tres poderes del Estado y a todos los actores involucrados en la problemática: “Tenemos que sentarnos en una misma mesa para solucionar entre todos este flagelo que tiene tan mal a los santafesinos”.

Sobre el mismo tema, Mónica Fein, primera candidata a diputada nacional del FAP, añadió el reclamo de “una sede permanente del Ministerio de Seguridad nacional en nuestra provincia, para que haya un comando unificado a la hora de combatir el delito”.

“La seguridad tiene que estar de manera permanente en la agenda nacional y debe haber coordinación con los otros niveles del Estado. Como ex intendenta de Rosario –apuntó-, sé que no se puede mirar para otro lado. En ese entonces, nos dejaron solos; hoy hay que exigir que se involucren y se sienten en una mesa para defender la vida de los santafesinos”, sostuvo.