Balearon un colectivo en la zona oeste de Rosario y la línea dejó de funcionar

El ataque ocurrió tres semanas después del crimen del chofer César Roldán y encendió el alerta en la UTA.

La luneta del ómnibus quedó destrozada por los disparos cerca del cruce de Rouillón y Juan XXIII.
La luneta del ómnibus quedó destrozada por los disparos cerca del cruce de Rouillón y Juan XXIII. Foto: @apurainfo

La Unión Tranviarios Automotor (UTA) suspendió este domingo los servicios del Enlace Avellaneda en Rosario. La medida gremial surgió a partir de la denuncia de un colectivo baleado cerca del Fonavi de bulevar Seguí y Rouillón, donde no se reportaron personas heridas.

De acuerdo a la versión preliminar, el conductor del ómnibus cruzaba a Juan XXIII al 5700 cuando el vehículo recibió al menos un disparo en la parte trasera. El chofer resultó ileso y sólo se registraron daños materiales en la zona oeste de la ciudad.

¿Por qué balearon el colectivo del Enlace Avellaneda en Rosario?

La primera hipótesis sobre la balacera de este domingo es que el colectivero quedó en medio de un tiroteo cuando recorría calle Rouillón. Después de la denuncia no había personas detenidas por la policía ni pistas del motivo de la agresión.

El enfrentamiento ocurrió alrededor de las 13 y la luneta del ómnibus quedó destrozada. Se trata del segundo ataque con armas de fuego a un vehículo del Transporte Urbano de Pasajeros (TUP) en tres semanas. El anterior concluyó con el crimen de César Roldán (43) para dejar un cartel con un mensaje mafioso sobre una disputa entre bandas.

En este caso, otra hipótesis indica que un grupo de delincuentes abrió fuego contra una casa de la zona oeste. En ese momento, algunos proyectiles impactaron sobre el colectivo de Movi.

Luego de la balacera de este domingo, la UTA activó un paro del Enlace Avellaneda durante el resto del fin de semana largo. El servicio se reanudará desde la hora cero del martes 26 de diciembre y el resto de las líneas continúan circulando de acuerdo al cronograma.

Temas Relacionados