La fiscal consideró que los tres implicados son coautores del homicidio de Mario Esusy.


Después del operativo para detener a uno de los sospechosos implicados en el asesinato de un taxista cerca de barrio Ludueña, los encargados de la investigación confirmaron este lunes que hay otros dos cómplices identificados en relación al homicidio. El muchacho que ya está bajo arresto, en tanto, cumplirá prisión preventiva por 45 días.

Además de imputarlo como “coautor” del crimen de Mario Esusy, la fiscal Marisol Fabbro le atribuyó al joven de 19 años los delitos de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil, portación ilegítima de arma de guerra y tentativa de robo calificado. En relación este último hecho que ya había confirmado el jefe de la unidad, Adrián Spelta, la funcionaria explicó que el trío iba a bordo del mismo rodado visto a poco más de dos cuadras de donde luego abordarían al chofer fallecido.

“Ellos tienen un amigo que los vio ese día y los individualiza con nombre“, comentó la encargada de la pesquisa sobre el testimonio que conectó ambos casos con los presuntos delincuentes. Durante la audiencia que se llevó a cabo en el Centro de Justicia Penal, Ignacio Damián Pedernera negó los hechos a los que se lo vincula. A la hora de defenderse, el detenido argumentó que pasó toda la noche junto a unos amigos a 400 metros del lugar donde balearon a Esusy.

Sobre el caso caratulado como homicidio calificado criminis causae, Fabbro explicó que tanto el muchacho como sus supuestos acompañantes prófugos tuvieron una “coautoría funcional”. En este sentido, agregó que “todos han tenido colaboración esencial para que el hecho se produzca, independientemente de quién utilizó el arma”.

Si bien Fabbro reconoció que todavía no pudieron encontrar la pistola calibre 9 milímetros con la que asaltaron al taxista, la misma fue utilizada para disparar los proyectiles cuyas vainas fueron secuestradas en ambos episodios. A partir de las pruebas recabadas, el juez Gustavo Pérez Urrechu ordenó que Pedernera permanezca tras las rejas hasta el 2 de junio a la espera de nueva evidencia en su contra, un plazo que la fiscal consideró “escueto”.

Fotografía: Juan José García.





Comentarios