La hija de María del Carmen Zárate dijo que la Comuna es responsable por la muerte de su madre.


Dos días después de enterarse de que su madre había muerto atacada por los perros de su vecina, Alejandra Goles señaló como “únicos responsables” del episodio fatal a la Comuna de Chañar Ladeado y a una mujer que se negó a retirar a los animales de la vivienda para hacerse cargo de su cuidado.

Los familiares de María del Carmen Zárate no tuvieron permiso para ver su cuerpo después de recibir aviso sobre lo que había ocurrido en Chañar Ladeado. Su nieto vive al lado de la casa y fue quien halló el cadáver alrededor de las 21.30 del jueves. “Estaba totalmente destrozada y con la ropa arrancada”, apuntó la hija de la víctima en diálogo con Vía Rosario.

La familia de la anciana denunció que al lado había más de una decena de animales descuidados y en caniles precarios. (Archivo)

A pesar de que está radicada fuera de la provincia, la mujer suele viajar una vez por mes al pueblo del departamento General López. En ese contexto afirmó que llevaban un año pidiendo a las autoridades que retiraran a los animales cruza de dogo y pitbull porque eran muy peligrosos y se cruzaban a menudo al terreno de la anciana.

En el fondo de su casa, María del Carmen tenía una huerta y un gallinero. En la propiedad lindera no sólo estaban los tres perros que llegaron a matar a todos los pollitos. Además había una decena entre los que se mezclaban mascotas infoensivas y de pequeño porte, aunque todas estaban descuidadas y alojadas en caniles precarios. Según Alejandra, el ruido era constante y “en verano no se puede abrir la ventana porque el olor es tremendo”. 

Los animales cruza de dogo y pitbull cruzaron desde el terreno de la vecina de María del Carmen. (Archivo)

Después de pasar dos días a la espera de que la policía se llevara a los animales que agredieron a su madre, la hija de la mujer fallecida planteó: “La Comuna avaló todo esto sabiendo que eran tremendamente peligrosos. Les daban de comer y venían con un carro a limpiar”.

En cuanto al motivo de esa situación, la familia apuntó que otra persona llamada Mónica G. se sumó inicialmente a colaborar en el cuidado de las mascotas. Luego “no quiso recibir los perros porque les iba a matar los otros animales”, por lo que se limitaron a asistir en forma parcial a su dueña, quien reconoció que no daba abasto para controlarlos.

Los animales quedaron sueltos en la vía pública este sábado. (Archivo)

Alejandra aseguró que la vecina “es una mujer muy buena” pero no podía resolver el problema y eso derivó en un conflicto. Después de la muerte de su madre, los reclamos subieron de tono sin suerte y este sábado se encontraron con que la mujer había soltado a todos sus perros en la calle. Si bien la mayoría de los animales peligrosos fueron hallados, uno se había escapado este domingo hacia el predio de la Sociedad Rural chañarense. En tanto, los parientes de María del Carmen esperaban noticias sobre la autopsia que ordenó el fiscal venadense Damián Cassullo mientras los resultados del preinforme ya circulaban a través de medios de comunicación sin haberlos notificado al respecto.






Comentarios