Tras la cancelación del show de Hilda Lizarazu en solidaridad por supuestas denuncias contra uno de los responsables de MC., desde el local nocturno emitieron un comunicado desmintiendo las acusaciones.

Para la administración, la artista "invocando como motivo justificante una gran cantidad de mensajes recibidos alertándola sobre diversas situaciones de violencia de género, acoso y violencia laboral" en el establecimiento, decidió de manera "unilateral" suspender el recital el pautado para el pasado sábado.

La noticia tomó estado público, al ser difundido por Lizarazu a través de sus redes sociales, ante lo cual los responsables del local dijeron: "Negamos las difamaciones y falsas acusaciones vertidas por personas anónimas en la redes sociales".

Además, indicaron que "no existe ninguna denuncia penal radicada en el Ministerio  de la Acusación en contra los titulares de la firma MC, ni de sus empleados por delito alguno".

"Hemos sido víctimas de diversas amenazas anónimas con la finalidad de amedrentarnos, las cuales se hicieron extensivas a nuestros familiares, motivo por el cual formulamos las correspondientes denuncias penales", señalaron.

"Esta campaña de desprestigio personal y comercial, instrumentalizando la sensibilidad de las personas mediante acusaciones falsas, carentes de sustento y del tenor y gravedad de las mencionadas livianamente por la cantante Hilda Lizarazu, quien en su aparente solidaridad con supuestas y anónimas víctimas, generan un daño irreparable e irreversible y resulta una falta de respeto y de credibilidad a las reales víctimas de hechos aberrantes", concluyeron.