Rosario Central perdió este domingo la final de la Copa Libertadores de fútbol playa. Vasco da Gama se coronó campeón en la primera edición del certamen tras vencer 8 a 1 a la Academia en Santos.

El equipo brasileño convirtió tres goles en el primer tiempo y después amplió la diferencia en la segunda etapa, hasta que Marcos D'Amico logró convertir el único gol canalla para dejar el marcador parcial 6 a 1 en favor de los locales.

El conjunto auriazul venía de eliminar por penales a Deportivo Iquique de Chile, luego de empatar 4 a 4 en el tiempo reglamentario. En la fase de grupos cayó en el debut ante Punta Hermosa de Perú, luego venció a Santa Marta de Colombia y culminó la fase de grupos con una victoria ante Puerta del Lago de Paraguay.

Por su parte, Vasco Da Gama había derrotado en las semifinales del certamen a Punta Hermosa de Perú por 11 a 1. En la fase de grupos, venció a Hamacas FC de Bolivia, Club Malvin de Uruguay y a Deportivo Iquique de Chile.

Central llegó a la definición del certamen en su primera experiencia en este tipo de torneos, pero no pudo superar al gran favorito.