Tras el buen cierre del torneo y la confirmación de la constinuidad de Leo Fernández al frente del primero equipo, ahora en el Canalla ya piensan en el próximo semestre. En ese sentido, el nuevo entrenador se reunirá en las próximas horas con la dirigencia para comenzar a hablar de los refuerzos y de quiénes pueden emigrar.

Si bien todavía no se habló con profundidad, en el boceto diagramado por el propio Fernández, el técnico dejó en claro la necesidad de reforzar determinadas posiciones: un central zurdo, teniendo en cuenta que tanto Tobio como Leguizamón son diestros y que el único que tiene en esa posición es Martínez.

Otro de los puestos a cubrir es el lateral derecho, en la actualidad ocupado por el Loncho Ferrari. Muy atrás y con escasos minutos en Primera está el juvenil Nahuel Gómez.

Por último, Fernández también pediría un volante por derecha. Ese puesto es ocupado por Washington Camacho pero no hay mucho recambio. Tan sólo el juvenil Hernán Da Campo, que no tuvo oportunidades en este semestre.

Por otro lado, entre los que pueden llegar a irse están Marco Torsiglieri, que vuelve luego de su préstamo en Racing y no sería tenido en cuenta por el nuevo técnico.

Esa lista también la integran Gustavo Colman, que no tuvo muchos minutos en los últimos tiempos, Santiago Romero, de pobre rendimiento en este primer semestre y el de Jonás Aguirre, que retornó de su préstamo al Necaxa de México y que no sería muy considerado por el cuerpo técnico.

Lo cierto es que Fernández entregará un informe más detallado de lo que pretende y allí se comenzará a hablar de nombres que pueden sumarse para arrancar la pretemporada, a partir del 3 de enero.