La reunión fue desbaratada este domingo a la madrugada. La policía encontró a siete menores en el lugar.


A pesar de la grave situación sanitaria por la pandemia, este fin de semana se detectó una nueva fiesta clandestina en Rosario. La policía demoró a 31 personas durante el operativo para responder a la denuncia y también intervino la Justicia de Menores en relación al caso.

El encuentro se había organizado a partir de una convocatoria a través de redes sociales y concluyó una vez que las fuerzas de seguridad provinciales llegaron al lugar. La reunión se llevaba a cabo sobre el pasaje 1827 al 6200, cerca del Club Ateneo Pablo VI, en la zona oeste de la ciudad.

En total, las autoridades a cargo del procedimiento identificaron a 15 hombres y 9 mujeres. Todos quedaron a disposición del fiscal Carlos Covani, encargado de la unidad especializada COVID-19 dentro del Ministerio Público de la Acusación (MPA).

Por otra parte, la Justicia también tuvo que decidir sobre la situación de siete personas menores de 18 años que estaban allí cuando los uniformados llegaron alertados por el alto volumen de la música. Adentro también constataron que había bebidas alcohólicas para consumo de los asistentes. Todos los sospechosos fueron trasladados a la Comisaría 32° una vez que se puso fin a la fiesta ilegal.




Comentarios