Los colectivos volvieron a las calles a excepción de los coches de la empresa Interbus que viaja a Piñero, Alvarez y Acebal.


Aunque el acuerdo ya estaba vigente el fin de semana, tanto el sábado como el domingo se usaron para la limpieza de los colectivos que volvieron a la calle desde los primeros minutos de este lunes después de 18 días de paro.

Es que finalmente los choferes de las empresas que operan el sistema recibieron durante el cierre de la semana pasada y el comienzo es esta el monto que se les venía adeudando y que había motivado la medida de fuerza.

Puntualmente se les debía parte del aguinaldo y un 40 por ciento del sueldo correspondiente al mes de agosto. Para liquidar los fondos pendientes fue necesario, además de los desembolsos de la Provincia y el Municipio, una de las tres cuotas del subsidio que envió Nación. Las otras dos cuotas que todavía no se abonaron se esperaba pudieran llegar en los próximos días para evitar nuevos conflictos.

Tanto desde la Unión Tranviario Automotor (UTA), como desde la Secretaría de la Movilidad de Rosario informaron que en el transcurso de la mañana se iba a ir normalizando la frecuencia de circulación de las unidades que en en horas de la madrugada todavía corrían muy espaciadas.

La reanudación de los recorridos incluía los servicios interurbanos del Gran Rosario, a excepción de la empresa Interbus, que vincula Rosario con Piñero, Alvarez y Acebal, donde se mantenía el paro por incumplimientos salariales que se detectaban en esa compañía en particular.




Comentarios