El arquero se comprometió a colaborar con las inferiores a través de un documento firmado cuando partió a Cádiz.


Más de dos semanas transcurrieron desde que Jeremías Ledesma fue transferido al fútbol español. Sin embargo, el arquero se convirtió en noticia nuevamente este jueves por la donación del dinero que Rosario Central le adeudaba como uno de los pasos para cerrar la operación.

“Ratificó mi voluntad de que dichas sumas sean invertidas en el fútbol juvenil“, reza el documento que el jugador firmó para asegurar el destino de la plata que le faltaba cobrar al momento de acordar el préstamo a Cádiz. El monto está lejos de ser un vuelto: son sueldos y primas de los últimos cinco meses.

Si bien se trata de un trámite legal, el pergaminense dejó constancia expresa de que tomó la decisión en relación a su trayectoria como amateur y profesional, más allá de allanar el camino para seguir su carrera en Europa. En el mismo sentido recordó la “inmensa alegría” por haber obtenido la Copa Argentina 2018, cuando cumplió el desafío de salir campeón con la Academia.

A los 27 años, el excapitán optó por contribuir con la institución a la hora de la despedida y fue preciso en ese sentido. En el texto pidió que los recursos sean empleados para el “desarrollo y formación de jugadores y personas que puedan en el futuro representar a todos los simpatizantes canallas en el más alto nivel nacional e internacional”.




Comentarios