La Pulga se deberá cuidar de no ser amonestado, ya que esto lo dejaría afuera de los cuartos de final en caso de pasar. En la misma situación están Griezmann y Semedo.


Barcelona define esta tarde los octavos de final de la Champions League ante Napoli por un lugar en el Final Eight de Lisboa. Lionel Messi jugará el partido al límite y en caso de ver una amarilla no podrá estar en el duelo de cuartos.

La Pulga deberá cuidarse esta tarde en el Camp Nou de no ser amonestado, ya que acumula una tarjeta del duelo de local ante el Dortmund, y en caso de ver la segunda deberá cumplir una fecha de sanción. Antoine Griezmann y Nélson Semedo están en la misma situación que el crack argentino y son tres piezas claves para el equipo.

Si logran finalizar el partido sin ser sancionados por el árbitro turco Cüneyt Çakir llegarán libres de esta amenaza al Final Eight, ya que las tarjetas se ‘limpian’. La UEFA anunció las amarillas se borrarán tras los octavos a falta de dos duelos para la final, como se hacía antes de la semifinal a doble partido. Así, un jugador solo se perdería la semi o el partido definitorio en caso de ver la roja.

Fuente: Noticias Liga Profesional de Fútbol




Comentarios