Fue imputado y recibió prisión preventiva por 30 días el hombre que baleó a su propio hijo en la cabeza. Además se ordenó que sea evaluado por un psiquiatra.

Este jueves se llevó adelante la audiencia imputativa a C.A.M. De 75 años por el delito de Homicidio doloso calificado por el vínculo, agravado por e uso de arma de fuego en grado de tentativa y Portación ilegitima de arma de fuego de guerra en grado consumado.

El fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Adrián Spelta, le imputó el hecho ocurrido el 28 de julio del año a 15.30 en Lejarza y Cullen, cuando el imputado se encontraba conduciendo su vehículo marca Renualt modelo 19. Fue entonces que divisó a su hijo, que caminaba junto a su pareja, los interceptó, y le efectuó a su hijo un disparo en el rostro con un revólver calibre 38. Luego apuntó a la mujer, que logró huir.

Posteriormente, el imputado se retiró en su vehículo por Cullen en dirección al sur. Asimismo se le atribuye haber portado el arma de fuego sin contar para ello con la debida autorización.

La jueza de Primera Instancia, María Chiabrera, tuvo por formalizada audiencia imputativa y dictó prisión preventiva por el lazo de 30 días. Además ordenó que sea revisado por el Instituto Médico Legal (IML) por un médico clínico y un psiquiatra, a fin de que se expidan respectivamente sobre estado de salud del imputado.