La policía rosarina comenzó a investigar este sábado un ataque a balazos a dos cuadras de los Tribunales federales. En primera instancia no trascendieron hipótesis oficiales sobre el caso, pero se confirmó que en el lugar funciona un estudio de abogados y otras oficinas, además de una vivienda particular.

Personal de la Brigada Motorizada comenzó a trabajar en Alvear al 700 alrededor de las 16, cuando recibieron una denuncia a través del 911. Las autoridades confirmaron que fue un vecino quien dio aviso de lo ocurrido cuando salió a la calle y advirtió el impacto de dos proyectiles. Uno había atravesado la puerta y otro dio contra la fachada.

Desde el Ministerio Público de la Acusación (MPA) confirmaron que no se hallaron vainas servidas después de inspeccionar la cuadra donde se ubica el Colegio Maristas. Tampoco se registraron personas heridas, de modo que sólo hubo daños materiales.

A partir de la intervención de la policía, la Fiscalía ordenó el relevamiento de cámaras de seguridad para establecer cómo se produjo el ataque. En esa línea solicitaron además la toma de testimonios, ya que en primera instancia, ninguno de los testigos consultados dio cuenta de la presencia de tiradores ni de haber oído las detonaciones.