La Municipalidad de Victoria reaccionó de inmediato a partir de la declaración de circulación comunitaria de coronavirus en Rosario y anunció restricciones para el ingreso desde este jueves. El punto más trascendente es la colocación de fajas a camiones provenientes de la principal ciudad santafesina.

El intendente Domingo Maiocco explicó que pretenden impedir el descenso de los choferes mientras transiten por la ciudad. En cuanto al recorrido inverso, comentó que aplicarán un estricto protocolo para regular la actividad de los proveedores que tienen que cruzar el puente para traer mercadería.

Por otra parte, el funcionario dispuso la suspensión de los permisos de residentes en Rosario, lo que impedirá la llegada de quienes no realizan actividades esenciales en el marco de la pandemia. Esta medida seguirá en pie hasta que mejore la situación epidemiológica en territorio santafesino.

En cuanto al panorama a nivel local frente a la propagación de COVID-19, el titular del Ejecutivo le dijo a El Once que ya les dieron el alta a los últimos dos pacientes confirmados. De esta manera, tomarán mayores recaudos para prevenir nuevos contagios en torno al movimiento de transportistas y viajeros que crucen desde la provincia vecina. Sobre la faz económica, advirtió finalmente que "la actividad turística está en cero" y los gastronómicos aún no se recuperaron luego de la cuarentena.