La Fiscalía Federal de Victoria confirmó que identificó a diez propietarios de campos afectados por la quema ilegal en las islas entrerrianas. La lista se confeccionó a partir de las recorridas que se hicieron en las últimas semanas para frenar los incendios frente a Rosario y se agrega a la de quienes ya fueron citados por la Justicia este lunes.

De acuerdo al relevamiento por parte de las fuerzas y funcionarios desplegados en el Delta, en junio se detectaron 80 focos ígneos a partir de los cuales se pidió información sobre los titulares. El 17 de julio, el Ministerio Público recibió los datos sobre personas físicas y jurídicas a partir del rastreo de las coordenadas apuntadas durante la ardua tarea para apagar las llamas.

Con respecto a las indagatorias que empezaron el lunes en Rosario, los encargados de la causa señalaron que hay siete propietarios involucrados en relación a una serie de incendios entre el 13 de febrero y el 1° de marzo. También habían decidido convocar a otra persona que figuraba como dueña de campos afectados, aunque luego comprobaron que había fallecido.

Además de la pesquisa que lleva adelante el fiscal Carlos García Escalada en Victoria, su par Gustavo Onel abrió este viernes una investigación sobre los mismo delitos en la ciudad de Santa Fe. La causa se puso en marcha el último viernes por la quema de pastizales en la región metropolitana. Según el informe de Gendarmería Nacional, los principales focos de mediana y baja importancia se iniciaron en la Ruta Nacional 168 entre el puente colgante hasta el empalme con la intersección con la Ruta Provincial 1. También se advirtieron maniobras similares en San José del Rincón, Arroyo Leyes e incluso Cayastá.