El joven recibió 20 años de prisión por haber golpeado ferozmente a la criatura, causándole la muerte. Descartaron que la mamá haya hecho abandono de persona.


Un joven de 24 años fue condenado a 20 años de prisión por el macabro crimen de un bebé de seis meses, al que golpeó ferozmente contra el suelo o la pared. Su madre, que en ese momento se había ido a bañar, resultó absuelta.

Este martes se realizó la audiencia en la que el Tribunal de Primer Instancia integrado por Román Lanzón, Ismael Manfrín y Mariano Aliau, condenaron a Franco Nahuel López por el delito de Homicidio calificado por alevosía en carácter de autor del chiquito Mateo Amaya.

La fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos, Georgina Pairola, le atribuyó el hecho ocurrido el 23 de abril de 2017 a las 9.30hs en Pje. Matacos al 2000 de Granadero Baigorria, en momentos en que se encontraba con su pareja y el hijo de ésta de 6 meses de edad. Aprovechando el momento en que Aldana Jakeline M. se había ido a bañar, agarró al bebé y le provocó un intenso golpe en la cabeza, provocándole lesiones gravisímas como traumatismo encéfalo craneal grave que derivaron en su fallecimiento.

Por su parte se le atribuyó a la madre haber incurrido en la omisión de los deberes a su cargo de asistencia y de cuidado que tenia frente a su hijo, al que dejó con su pareja sabiendo que con anterioridad le había proferido maltratos. Pero el tribunal definió absolver a esta joven de 25 años por no tener acreditado el dolo de peligro en abandono de persona, que habría derivado en la muerte de la criatura.




Comentarios